Este artículo lo haré por petición especial de mi gran amigo Luis Sanchez Molina, gran atleta y todo un ejemplo a seguir. Vamos a hablar de las bebidas que ingerimos durante la realización de los muchos tipos de ejercicios y cuales son adecuadas según este.

Ni que decir tiene que en cualquier practica deportiva tenemos que estar bien hidratados, dependiendo de nosotros mismos y de la actividad tomaremos la cantidad y el tipo de liquido adecuado, aquí vamos a ver los tipos según la actividad, iremos de menos a más.

Para una actividad suave pero con ese punto de sudor o de cierta intensidad pero de duración inferior a 1 hora, por ejemplo una carrera de hasta 10 km, un entrenamiento de pesas, un partido con los amigos, etc…Yo recomiendo una bebida sin calorías y con electrolitos, con una osmolaridad de menos de 300 mOsmol/kg, vitaminas y minerales para reponer los que perdemos cuando sudamos.

Para un ejercicio con una intensidad más alta y una duración de más de una hora como una media maratón, entrenamiento HIIT, partido de futbol o baloncesto de competición, ruta con la bicicleta inferior a las 2 horas, etc…la cosa ya cambia un poquito y no tenemos tanto en cuenta las calorías pero si que nuestro rendimiento no baje durante la sesión, por eso aquí viene bien una bebida hipotónica con un poco de hidratos complejos, electrolitos, vitaminas y minerales.

Por ultimo cuando estamos en una competición o en una prueba de mucha intensidad y una duración elevada (por encima de las 2 horas), ciclismo intenso, maratón, Ironman, trailrunning, etc… entran a jugar varios elementos indispensables además de la hidratación super importante para evitar calambres, roturas o microrroturas musculares, etc. Aquí debemos dar al cuerpo una bebida que sobre todo no nos afecte al estomago, cuantas veces habré oido aquello de que me dieron retortijones o incluso me tuve que para para vomitar, y muchos no analizan lo que se toman antes y durante.

Dejando esto claro vamos a ver lo que tiene que llevar este tipo de bebidas, que siempre serán mejor asimiladas que un gel o sales sin agua. Debe ser isotónica, con una osmolaridad rondando los 300 mOsmol/kg, con carbohidratos por supuesto, un poco de proteínas para el desgaste muscular, vitaminas y minerales antioxidantes.

Por ultimo recordaros el articulo anterior que trata de la recuperación después del ejercicio.

Espero haber ayudado a resolver alguna duda o que haya sido interesante y os deis cuenta de la importancia que tiene una buena hidratación antes, durante y después de cualquier ejercicio que se haga.

 

 [Foto de https://unsplash.com/@guernseyphotographer]