La frase más pronunciada y que más oigo a mis clientes es:

                  ¿Cuanto tiempo tardaré en lograr mis objetivos? , ¿ En cuanto tiempo veré resultados? Etc….

Es tan frecuente que dudé en ponerla en el blog de nutrición o en el de ejercicio, pero como todo tiene la base de la nutrición aquí está.

Mi respuesta a esta pregunta suele ser la misma: No te lo puedo decir. Después de la cara de asombro, sorpresa o incomprensión viene la explicación:

Cada cuerpo es distinto y actúa de manera diferente en todos los sentidos, lo que para un cuerpo funciona de una manera no por eso tiene que funcionar igual en otro. La nutrición y el ejercicio deben ser personalizados.

Uno de los factores que depende el tiempo que se tarda en ver los resultados es el inicio, es decir, desde donde partimos. No es igual una persona con un porcentaje de grasa elevadísimo o persona obesa, que una persona que su porcentaje de grasa sea un pelín elevado o simplemente le sobren unos pocos kilitos.

También influye lo que hayamos hecho con nuestra alimentación (tipo dietas milagrosas) y ejercicio. En todos estos años de experiencia me he encontrado con personas que han intentado por su cuenta o mal asesorados, bajar de peso con alguna o muchas dietas que han visto en internet o le ha dicho la vecina, etc… Todas tienen un nexo en común, la restricción de uno grupo o varios grupos de alimentos, que suelen ser macronutrientes. Este tipo de dietas las explicaré en otro artículo, pero todas lo que hacen es ralentizar el metabolismo basal y pérdida de masa muscular, así como la dificultad de no metabolizar bien los distintos nutrientes esenciales. Para estas personas es un poco más complicado ver resultados inmediatos (no todas), pero cuando al cuerpo se le suministran todos los nutrientes, el cuerpo lo agradece y empieza a funcionar de otra manera, muy positiva. En cuanto a si hemos hecho ejercicio a lo largo de nuestra vida, el cuerpo tiene memoria y responderá rápidamente a los estímulos. Por el contrario si la persona no ha hecho ejercicio o hace muchos años que no lo hace, habrá que ir con un poco más de cuidado y trabajar también en el aspecto psicológico para conseguir el hábito del ejercicio.

 Conclusión no hagas una dieta que tenga un tiempo determinado, haz de tu dieta y nutrición un estilo de vida, en el que encontrarás unos beneficios difícilmente imaginables para siempre.

 

 

 

 

 [Foto https://unsplash.com/@kiraikonnikova]