El magnesio es una sal mineral muy necesaria para el cuerpo, importante sobre todo para el corazón, los huesos, los músculos y los riñones.

En nuestro cuerpo tenemos una pequeña despensa donde se almacena el magnesio, principalmente en los huesos y en determinados órganos.

Se recomienda consumir diariamente unos 300 mg los hombres y unos 400 mg las mujeres para evitar una carencia, pero estas cantidades deben ser mayores para un correcto aporte diario y sobre todo si somos personas activas.

El magnesio no se produce en nuestro organismo, se lo tenemos que suministrar diariamente, lo que ingieras hoy te servirá para hoy, pero no para mañana o para la semana que viene.

Una carencia de magnesio nos puede conllevar diferentes consecuencias negativas para nuestro cuerpo ya que una de las funciones principales es fijar las proteínas, pero influyen en muchos mas aspectos también importantes que nos pueden ocasionar todas estas consecuencias:

Cansancio:

Ayuda a producir y transportar la energía por el organismo, si esta energía no llega a los músculos nos sentiremos fatigados.

Estrés o depresión:

Participa mucho en el buen funcionamiento del sistema nervioso, si tenemos carencia estaremos mas irritados o bajos de moral. Simplemente dolores de cabeza pueden estar relacionados con una carencia de magnesio.

Problemas cardiacos:

Puede causar arritmias ya que el corazón es uno de los músculos con más demanda energética.

Calambres:

Al no llevar y fijar correctamente las proteínas a los músculos se ocasiona una sensación de rigidez o de hormigueo que nos pueden ocasionar lesiones ya que el magnesio permite la contracción muscular.

Osteoporosis:

Evidente que la falta de magnesio a largo plazo nos ocasiona esta enfermedad ya que es imprescindible para fijar el calcio a los huesos, es decir, que por mucho calcio que tomemos si no ingerimos suficiente magnesio este calcio no sirve porque se irá de nuestro cuerpo.

Hay muchos alimentos que se suponen que tienen buenas cantidades de magnesio como por ejemplo: verduras de hoja verde, frutos secos, cereales integrales, plátanos, agua, etc…

Si realmente te quieres asegurar de llevar a tu cuerpo magnesio te recomiendo que utilices una suplementación adecuada, sobre todo en los casos de personas deportistas que su desgaste es mucho mayor y no quieren tener problemas de salud ni lesiones.

[Foto en https://unsplash.com/@rossf]