Llega el verano y entre otras muchas costumbres que hacemos sólo en esta época del año; salimos a tomar algo, comemos en chiringuitos y restaurantes más de lo normal…

Las decisiones que tomamos cuando comemos fuera de casa tienen un impacto en nuestra dieta. ¿Sabes cuáles son las mejores opciones cuando comes en un restaurante? Te vamos a ayudar con unas sencillas reglas a tener en cuenta y luego podrás hacer un cuestionario para evaluar tus conocimientos de manera rápida y sencilla. Adelante!!!!

Las estadísticas dicen que una persona típica come fuera de casa entre dos y tres veces por semana (en estas fechas más). Aunque no se esté sentado a la mesa de un restaurante hay en muchas ocasiones que ingerimos comida preparada fuera de casa, como cuando desayunamos en una cafetería, cogemos algo de una máquina expendedora  o cuando cogemos una ensalada “saludable” para comer en el trabajo o de camino a casa. Cuando sumas todas las calorías que ingerimos te sale que aproximadamente un tercio de ellas provienen de alimentos preparados fuera de casa. Por eso tomar buenas y sabias decisiones es tan importante.

Vamos con esas reglas sencillas para poder ayudarte:

REGLA Nº1

  • No vayas a un restaurante de boda o cumpleaños, cena de empresa, etc…con el estómago vacío!
  • Come de manera normal durante el día para que no llegar hambriento al evento; puedes comer un par de piezas de fruta antes de salir de casa y así evitar comer en demasía.

REGLA Nº2

  • Antes que nada, pídele al camarero que se lleve el pan y te traiga agua.
  • Como norma, comienza tu comida siempre con una ensalada.

REGLA Nº3

  • Aléjate de los buffet libres!
  • La variedad de comidas en un buffet es tentador.
  • Las investigaciones muestran que cuando tenemos una variedad tan amplia de opciones, tendemos a comer el DOBLE!

REGLA Nº4

  • No frecuentes restaurantes de comida rápida, ya que te expones a ingerir comida de poca calidad y muchísimas calorías y grasas con escaso valor nutricional.

 REGLA Nº5

  • El TAMAÑO sí importa:
    no pidas raciones grandes o extra.
  • Si lo que quieres es probar algo, mejor pide una sola ración y compártela con otra persona.

REGLA Nº6

  • Cuidado con el desayuno del hotel.
  • Como todo ya está pagado o incluido en el precio, la gente pierde el sentido de la proporción y come siempre de más.

REGLA Nº7

  • Aléjate de las salsas, mantequilla, patatas fritas,  alimentos fritos, empanados o rebozados.
  • Elige siempre carne o pescado que se haya cocido al vapor, a la parrilla o al horno

REGLA Nº8

  • Evita los refrescos y bebidas dulces, especialmente en grandes cantidades: tienen muchísimas calorías y cero valor nutricional.
  • Toma mejor agua con limón... y bebe mucha agua!

REGLA Nº9

  • Primero de todo, sírvete la verdura, el pescado y la carne...
    así dejarás poco espacio para lo que no te conviene comer.

REGLA Nº10

  • No compres comida basura en las máquinas expendedoras, ni para ti y mucho menos para tus hijos.
  • Si planeas una salida familiar, encárgate con antelación de elegir snacks saludables.

REGLA Nº11

  • Cuidado  con los helados...

Al contrario de lo que pueda parecer, sus propiedades nutritivas son más bien escasas frente a la gran cantidad de grasa, azúcares y calorías que contienen.(50-50)

 

[Foto de chuttersnap en Unsplash]