Hacer ejercicio tiene innumerables beneficios, esos lo sabemos casi todos. Pero tiene su parte negativa: las lesiones, todos los que hacemos deporte regularmente hemos tenido alguna lesión más o menos importante. Una de las cosas más importantes es saber a qué tipo de lesiones estás expuesto según el deporte que practiques para así poder evitarlas en la medida de lo posible.

Los corredores no son una excepción a esto, una mala pisada, un movimiento brusco, una mala técnica, sobrecargar de kilómetros, etc. Nos pueden ocasionar un tiempo de reposo obligatorio.

El primer consejo que os quiero dar es: tener paciencia. No tengas prisa por volver a correr cuanto antes ya que si no estás recuperado del todo volverás a lesionarte y esta vez lo normal el que sea más grave. El tiempo de recuperación dependerá del tipo de lesión y el grado, ponte en manos de un profesional y que te marque los tiempos.

Segundo, no fuerces al principio. Al estar un tiempo determinado sin correr se pierde en más o menos medida la forma. Plantea y planifica tu entrenamiento a largo plazo, empieza poco a poco, guíate por tus sensaciones y si tienes un profesional que te ayude sería perfecto.

Tercero, aprende de tus errores. Si te has lesionado por algo que no hayas hecho bien, siempre que no haya sido un accidente claro, no lo repitas. Lo mejor es tener una planificación estructurada y seguirla según tus objetivos. Si no tienes claro por qué busca ayuda de un experto, tu cuerpo te lo agradecerá.

Cuarto, ten un objetivo. Sea cual sea, desde simplemente mejorar tu condición física, esa carrera popular de 10k, hacer una maratón, mejorar el tiempo de tu última carrera, etc… planifica con tiempo a largo plazo y ponte metas intermedias asequibles, lo que viene siendo hacer una buena planificación de tus entrenamientos.

Quinto y último, cuida de tu nutrición e hidratación. En ocasiones estos aspectos son los grandes olvidados, pero son la parte fundamental para una persona que hace un ejercicio y quiere cuidar su cuerpo, no hablemos de aquellas personas que quieren ir poco más allá y se exigen cada día un poco más. Nutrirte adecuadamente hará que tengas una buena masa muscular para que trabajen los músculos y no las articulaciones por ejemplo. El tener una correcta hidratación evitará ciertas lesiones como calambres musculares o microrroturas de fibras.

Estos consejos te pueden ayudar a no tener o minimizar el riesgo de sufrir lesiones, todos son importantes, no antepongas ni olvides ninguno, da igual el orden en el que yo lo haya puesto.

TODOS SON IMPORTANTES Y TODOS CUENTAN.

[Foto  https://unsplash.com/@matthewlejune]