Los 4 pasos para una digestión saludable

1. No acostarse con el estómago lleno

Dormir con el estómago vacío es parte del proceso natural de desintoxicación y limpieza del intestino; al contrario, tomar una cena muy pesada convierte la noche en una pesadilla de autointoxicación.

2. Evitar los dulces y la comida frita o grasienta

Las frituras, comidas grasientas y los dulces reducen las funciones de los intestinos.

Estos excesos, mezclados con la mucosidad natural de los intestinos se pudren y se convierten en focos de intoxicación que se acumulan por todos los rincones.

3. Beber mucha agua

Todo proceso metabólico se realiza en un medio líquido

El agua elimina los desperdicios del cuerpo y regula el proceso de la digestión.

La falta de agua obstaculiza el proceso natural de autolimpieza y causa una autointoxicación permanente de las células, tejidos y órganos de nuestro cuerpo.

Toma 8-10 vasos de agua pura al día y olvídate de los refrescos azucarados y/o con gas.

4. Agregar fibra a la dieta

La fibra es la parte estructural de una planta, así que existe en frutas, verduras, legumbres y granos enteros (no hay fibra en las carnes, pescado o aves).

Las distintas clases de fibra producen diferentes beneficios en el cuerpo, así que debemos abastecernos de diversas fuentes para obtener todas las variedades de fibra posibles.

Haz ejercicio y reduce el estrés

Existen muchos factores que afectan a nuestra salud digestiva. Además de lo mencionado antes, hacer ejercicio de manera regular también es beneficioso, ya que puede fortalecer los músculos de su sistema digestivo, mejorando la capacidad para pasar alimentos a través de los intestinos.

En el caso del estrés y la ansiedad también pueden afectar y  hacer que el sistema digestivo sea empujado más fuerte de lo normal, haciendo que su cerebro envíe señales frenéticas que causan que el estómago se agite, produciendo un mal funcionamiento del tránsito intestinal. Reducir el estrés puede eliminar esta tensión de su sistema digestivo y tener el equilibrio que necesita. 

[Foto de Deva Darshan en Unsplash]