En esta parte del Blog vamos a ir viendo cómo cuidar nuestro cuerpo para que tenga una excelente apariencia exterior, para sentirnos bien con nosotros mismos y para que todos nos vean cada día mejor y mejor.

Vamos a comenzar hablando de diferentes zonas del cuerpo que se encuentran todo el año visibles como el pelo, las uñas y la piel de la cara y de las manos.  Éstas partes están muy expuestas a la polución, al sol, al viento a la lluvia…. Y las tenemos que cuidar constantemente para que se encuentren sanas y bonitas.

Uno de los factores que les afecta es el cambio de las estaciones, en este primer artículo vamos a ver cómo podemos mejorar, fortalecer, repara y suavizar nuestro pelo.

Estamos en primavera,  venimos del largo invierno de secadores, tenacillas..... el pelo está castigado y queremos lucir un pelo estupendo todo el año, en las ansiadas vacaciones, en las magníficas fiestas de los hoteles, en la playas, en todos los momentos impresionantes que tenemos en el día a día. 

Podemos ver que según pasa el tiempo nuestro pelo se debilita, se cae más, pierde brillo, fortaleza, se vuelve fosco y sin vida.  Alguno de estos síntomas nos alarman antes y otros después pero todos ellos nos indican que algo no estamos haciendo bien.

Cuando esto nos ocurre tenemos que analizar externamente que le estamos dando a nuestro pelo, es decir  qué champú y acondicionador estamos utilizando  e internamente cómo nos estamos alimentando.

En mi caso lo primero que miré fue que el  champú y el acondicionador que utilizamos habitualmente fuera natural, que cuiden nuestro color de pelo, que  no tengan parabenos, ni sulfatos añadidos, que ayuden a fortalecer y reparar el cabello dejándolo suave y sedoso.

Fue pasando el tiempo, mi pelo fue mejorando pero no lo suficiente y decidí comenzar a cuidar la alimentación dándome cuenta que nuestro cuerpo, a veces necesita un extra de algunos nutrientes. Pese a que otros años, he presumido de no tener que utilizar suplementos vitamínicos, me doy cuenta que desde que comencé a utilizarlos el pelo ha ido mejorando su aspecto, está más fuerte y brillante.

Con los suplementos que tomo habitualmente puedo cuidar mi pelo desde dentro, porque contienen vitaminas que, además me ayudan a cuidar las uñas, la piel y me vienen bien para otras cosas, no nos engañemos, a veces se necesita un extra de algunos nutrientes en épocas de defensas más bajas.

                                           Por lo que la suplementación, sí me hacen falta y mucho.                                           

                                                                                                               En el siguiente artículo veremos cómo mejorar la piel….

[Foto de Neal Kharawala en Unsplash