COMO MEJORAR LA PIEL

La piel es uno de los órganos más grandes de nuestro cuerpo, tiene funciones muy importantes como la regulación de la temperatura corporal, actúa como barrera entre el exterior y el interior, realiza una acción defensiva contra patógenos, nos protege de la radiación ultravioleta y se sintetiza la vitamína D, ..... entre otras funciones, por lo que  tenemos que cuidarla para que se encuentre saludable, bonita, brillante, tersa…

Sabemos que una buena nutrición ayuda a la piel desde dentro pero también hay que cuidarla desde fuera.

Vamos a ir viendo una serie de pasos para mejorar nuestra piel, hay pieles que necesitarán otros tipos de pautas porque tengan por ejemplo acné, ¡pero no hay problema sólo tenéis que preguntarme!

Lo primero que tenemos que tener claro es que la piel hay que nutrirla también por fuera con vitaminas e ingredientes botánicos para enriquecerla.  Para que la piel reciba los nutrientes de nuestros productos y los pueda absorber necesita una primera fase que es la limpieza. Si no limpiamos la piel notaremos que se nos apaga, no tendrá luminosidad, estará seca, deshidratada, empezarán aparecer manchas, arrugas….. TODO lo que nos queremos tener.  Por lo que en este artículo vamos a ir explicando cómo limpiar nuestra piel para evitar o mejorar todos los factores anteriores que ningun@ queremos tener.

 

Para la primera parte de la limpieza necesitamos utilizar un  limpiador a diario para quitar la suciedad que se acumula en nuestra piel. La polución de las ciudades, el estrés, el sudor, las toxinas que elimina nuestro cuerpo, son algunos de los factores que hacen que nuestra piel no esté limpia. En resumen, nuestra piel se ensucia a diario y la tenemos que limpiar tanto por la mañana al levantarnos como por la noche antes de acostarnos. Para saber si nuestro  limpiador es correcto para nuestra piel, tenemos que mirar que no tenga parabenos ni sulfatos añadidos, que esté testado dermatológicamente y clínicamente, que proporcione luminosidad, suavidad, que refresque tu piel  consiguiendo dar un brillo saludable y por supuesto una gran limpieza!!

El siguiente paso que tenemos que tener como rutina semanal en la exfoliación,  que según el tipo de piel tendremos que aplicar más o menos días por semana. La exfoliación es una limpieza más profunda de la piel  que nos va ayudar a conseguir una piel tersa y suave  y para ello utilizamos lo que denominamos exfoliante

El último paso de la limpieza para un buen cuidado de la piel es utilizar una mascarilla purificante que tenga efectos absorbentes y reafirmantes para eliminar la suciedad y absorber el exceso de grasa.                                                                                                         

¡Con esta rutina semanal luciremos una piel joven, tersa, suave y limpia!

En el siguiente artículo veremos más pasos para seguir mejorando la piel….

[Foto por ian dooley en Unsplash