Existen muchos tipos de cuerpos distintos, de hecho yo siempre les digo a mis clientes y seguidores, que cada cuerpo es distinto y hay que individualizar en cuestión de nutrición y ejercicio. Pero si es cierto que podemos clasificar 3 tipos de modelos de cuerpos para poder tener una base y así,  nos pueda ser más sencillo estructurar tanto la nutrición como el ejercicio poder poder conseguir más fácilmente los objetivos o incluso poner unos objetivos reales.

Estos son los 3 tipos de cuerpos y sus características:

  1. Endomorfos:
  • Cuerpo en forma de pera
  • Gran masa muscular
  • Alto porcentaje de grasa
  • No son ágiles ni veloces por naturaleza
  • Muy aptos para deportes de fuerza
  • Les cuesta perder peso pero no ganar masa muscular

       

        2. Ectomorfos:

  • Cuerpo alargado y fino
  • Poca masa muscular
  • Poca grasa corporal
  • La agilidad y velocidad son su fuerte
  • Poca fuerza
  • Les cuesta conseguir masa muscular
  • Metabolismo rápido

 

       3. Mesomorfos:

  • Cuerpo en forma de cuña
  • Anchos de hombros, estrechos de cadera y piernas delgadas
  • Grasa corporal baja
  • Buena masa muscular
  • Ágil, fuerte y veloz
  • Facilidad para ganar masa muscular y mantener el porcentaje de grasa bajo
  • Ganan y pierden peso con facilidad

Poder encuadrarte en uno de ellos te puede ser beneficioso tanto a la hora de elegir un deporte en el que poder rendir a un alto nivel como el saber de que manera tiene que ser tu nutrición.

No obstante ningún tipo es cerrado y con una buena nutrición y un entrenamiento adecuado podemos transformar nuestro cuerpo en lo que deseemos, siempre con el asesoramiento adecuado por supuesto.

En artículos siguientes hablaremos de cómo debe ser la nutrición y el entrenamiento según cada tipo y así poder ayudaros un poco más.

[Foto de Naassom Azevedo@naassomz1   en Unsplash]